La loba esteparia

lunes, 17 de mayo de 2010

Todos somos Wendy.

3 comentarios:

IRENE••• dijo...

"Uno de los finales más tristes que yo jamás leí es el final de Peter Pan. El tiempo pasa, y pasa para todos. Wendy crece y se hace toda una mujer, y tiene una niña que se parece a ella cuando se escapaba con Peter Pan. Una noche, pasado mucho, mucho tiempo desde la última vez que se vieron, Peter Pan irrumpe en la habitación de Wendy para llevársela de nuevo a Nunca Jamás. Pero el tiempo no pasa en balde, Wendy no es una niña. Cuando él le dice "vengo por ti", ella le dice "no des la luz". Porque dar la luz supone enfrentarse a la jodida certeza de que hemos crecido..."
http://www.youtube.com/watch?v=pC5lEFqfCRA

Es triste crecer, pero también sería triste ser un niño para siempre. Peter Pan no recordaba nada de sí mismo ni de los que le rodeaban, ¿sabes? El muy cretino olvidó a Wendy, y cuando regresó a por ella era demasiado tarde. Para él no existía tiempo, pero el mundo seguía moviéndose lejos de las fronteras de su país mágico. Por quedarse allí, por no crecer, se olvidó de ser...

Ramon Mejía dijo...

Wooooo00ooouuuuuuu!!!!!
Que magia en esas escasas palabras...

Besos :)

Javi M. Zapata dijo...

No lo has escrito tú, pero es una buena idea haber subido esta foto porque necesitamos sacar a ese niño que todos tenemos dentro y que de vez en cuando nos dota de una dosis de irracionalidad necesaria para sobrevivir a este caos diario.