La loba esteparia

jueves, 27 de mayo de 2010

El principio del fin.

Y que no me lea quien me vaya a tomar por loca (ni quien no haya visto aun el final), pues tras 2 horas en coma la madrugada del lunes, fallecí a las 8 y media de la mañana, volviendo a la vida ayer al salir de clase, habiendo digerido por fin todo lo que había pasado.
Ahora soy seis años más vieja y seis años más sabia. Seis años que han sido definitivos, que han marcado un antes y un después en el mundo de las series de televisión y que han marcado una nueva manera de entenderlas, así como una nueva manera de relacionarse con internet y, por qué negarlo, me ha otorgado una nueva manera de entender la vida, o al menos una nueva manera de interpretarla.
Sabíamos desde el principio que habría opiniones para todos los gustos acerca del final que se nos anunciaba. No pocos se han sentido decepcionados con el final, y bastantes quedaron con un sabor agridulce, algo sobraba o algo faltaba. Pero amigos, créanme, que a mí me ha marcado.
Cuando acabé de verlo y vi las críticas por un momento pensé que era yo la equivocada, que algo había fallado y estúpida de mi no me había dado cuenta conmovida por la emoción. Pero paré, reflexioné, y comprobé que nada se había escapado de entre mis dedos. El último capítulo de Lost ha sido extraordinario y no tiene más vuelta de hoja, nadie nunca habría podido otorgar mejor final a esta mítica serie.
No deis importancia a las preguntas sin respuesta, la isla es especial, no hace falta nada más. Las teorías e interpretaciones acerca de dichas preguntas son lo bonito de la serie, no queráis ser tan racionales como lo era Jack en su principio, pues al final, contra todo pronóstico, lo racional queda en un segundo plano.
Un capítulo histórico, poético e impactante del que se seguirá hablando durante años y al que el tiempo pondrá en su lugar, estoy segura, al igual que el destino ha puesto en su lugar a nuestros perdidos, personas cuyas vidas mediocres dejaron atrás al llegar a la isla, lugar de salvación y donde son felices de alguna extraña manera. Juntos de nuevo, compartirán la eternidad con las personas más importantes de su vida.
Muerte, reencuentro y rayo de esperanza. The End.

3 comentarios:

IRENE••• dijo...

No lo leo porque paso de destripamientos...
menos blog y más venir a clase!

Ramon Mejía dijo...

Jajaja !!
a veces una serie de Tv te puede enseñar mas que un aburrido sujeto viejo hablando temas que ya están en los libros!!!!
Es irracional...
Pero es...

Buen escrito!!!
Besos!!!

Javi M. Zapata dijo...

Cuando me termine de ver la serie te diré si está bien escrito o no. Vamos eso si lo deseas porque lo mismo tengo que ser un desconocido y haber nacido en otro lugar (el aspecto al menos lo tengo) para que confíes en mis palabras y que te enteres de que escribes bien. Tranquila que en cuanto vea el último capítulo me lo leo y te comento.